Carolina del Norte declara estado de emergencia después de que un ataque «intencional» provocara apagones generalizados

Se ha declarado un estado de emergencia en el condado de Moore, Carolina del Norte, mientras continúan los cortes de energía. Después de un ataque «intencional» Dos subestaciones resultaron dañadas por disparos durante el fin de semana. El ataque dejó a unas 45.000 personas sin electricidad en Carolina del Norte.

Bajo el estado de emergencia, el toque de queda está vigente desde las 9:00 p. m. hasta las 5:00 a. m. todas las noches, y se alienta a los residentes del distrito a ahorrar combustible.

El portavoz de Duke Energy, Jeff Brooks, dijo que la compañía restauró la energía a unos 7.000 clientes el lunes. Alrededor de 38,000 personas están sin electricidad y la restauración completa no ocurrirá hasta el miércoles o jueves, dijo Brooks. A presione soltar Como se compartió más temprano en el día, el gerente general de Duke Energy, Jason Holyfield, dijo que «el daño en algunas áreas es irreparable».

«No hay más remedio que reemplazar los equipos principales, no es una tarea fácil ni rápida», dijo Holifield.

El apagón también dañó las bombas de aguas residuales en el área y cerró las escuelas en el área. Los semáforos también están apagados. Los refugios de emergencia están abiertos al público.

En Carthage, la temperatura de la casa sin calefacción de los residentes Steve y Meg Wilkins bajó a 55 grados.

«Esto no es lo que quería hacer hoy o anoche o la noche anterior», dijo Steve Wilkins. «Tirando cables eléctricos. Comiendo jamón frío».

Según el alguacil del condado de Moore, Ronnie Fields, la policía fue notificada por primera vez del corte de energía justo después de las 7:00 p. m. del sábado 3 de diciembre. Fields dijo el domingo que cuando las empresas de servicios públicos respondieron a las subestaciones, «se descubrió evidencia de vandalismo intencional en varios sitios».

Interrupción de la planta de energía del condado de Moore
Una de las centrales eléctricas del condado de Moore.

Periódico piloto, pinos del sur


A El domingo por la tarde se realizó una conferencia de prensa., los campos reportaron que hubo daños por disparos. Fields dijo que el escenario era similar en ambos sitios, con los ataques siendo «dirigidos» y llevados a cabo por una persona o personas que «sabían exactamente lo que estaban haciendo».

No se ha revelado el motivo del ataque, que está siendo investigado como un hecho delictivo. En la conferencia de prensa del domingo, Fields no pudo decir si el incidente alcanzó el nivel de terrorismo doméstico.

El lunes por la tarde, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorgas, dijo que el ataque «parece ser deliberado».

«Estamos trabajando con las empresas de energía en las comunidades locales para abordar las situaciones que afectan la energía que llega a los hogares en los vecindarios seleccionados», dijo Mayorkas. «La pregunta es, ¿fue un acto de negligencia o no? La evidencia inicial sugiere que fue deliberado. Y la investigación está en curso».

La oficina de Charlotte, Carolina del Norte de la Oficina Federal de Investigaciones también está investigando el ataque. El domingo, la oficina del FBI le dijo a CBS News que hubo «daño deliberado a las instalaciones policiales», pero se negó a comentar más porque la investigación está en curso.

Imagen-4.png
Firma en una de las centrales.

Periódico piloto, pinos del sur


El lunes por la tarde, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, calificó el ataque de «acto criminal» en una conferencia de prensa.

«Este fue un ataque deliberado que causó un daño significativo a las personas», dijo Cooper.

En enero, un boletín del Departamento de Seguridad Nacional, obtenido por CBS News, declaró que los extremistas violentos en el país «han desarrollado planes creíbles y específicos para atacar la infraestructura eléctrica desde al menos 2020, encontrando la red eléctrica como un objetivo particularmente atractivo». Pero el DHS no ha publicado ningún informe que vincule la situación actual en el condado de Moore con el terrorismo.

Hay alrededor de 55.000 subestaciones en los Estados Unidos. A principios de este año»60 minutos«A menudo les decían lo vulnerables que eran.

«Hay muy pocas subestaciones que tienes que sacar en todo Estados Unidos para dejar fuera de servicio toda la red», dijo John Wellinghoff, ex presidente de la Comisión Reguladora de Energía Federal, al reportero de «60 Minutos» Bill Whittaker.

Mark Strassman y Nicole Scanga de CBS News contribuyeron con el reportaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.