Cuenta Educación con protocolos de seguridad para recibir y entregar a los estudiantes en las escuelas

La Subsecretaría de Educación y Deporte de la Zona Norte manifestó que en todas las escuelas de la región se cuenta con protocolos o reglas establecidas de seguridad para recibir y entregar a las niñas, niños y adolescentes estudiantes a la hora de entrada y salida de clases.

Por medio del Programa Nacional de Convivencia Escolar (PNCE) de la Subsecretaría de Educación se trabajan temas preventivos en los planteles escolares, y se apoya a directivos, docentes y autoridades educativas para establecer las medias de seguridad en las escuelas y conocer cuáles son los protocolos de actuación en caso de que se presente alguna situación.

Judith Marcela Soto Moreno, subsecretaria de Educación y Deporte en la Zona Norte, manifestó que desde que las y los menores son inscritos en algún plantel escolar, los padres y madres de familia o tutores especifican quiénes son los responsables de recoger a las y los estudiantes a la hora de salida de las escuelas.

“El protocolo es muy claro. Desde un principio, cuando los niños son inscritos en la escuela, se les da una forma a los padres de familia donde se tiene que especificar quiénes son los responsables o quiénes pueden recoger a los niños”, expresó.

Manifestó que las escuelas de la localidad tienen una particularidad muy segura, que consiste en que las niñas y niños son entregados a los padres y madres de familia o tutores en la puerta del salón de clases o en la entrada de los planteles, esto para garantizar la seguridad de las y los estudiantes.

Refirió además que las escuelas tienen números de emergencia de los padres y madres de familia para comunicarse con ellos en caso de alguna complicación o que no puedan pasar por sus hijas e hijos al tiempo de la salida.

Por su parte, Marisa Cardona Gurrola, encargada del PNCE en la Zona Norte, comentó que en la fase intensiva de Consejos Técnicos Escolares (CTE) es donde se establecen los acuerdos de convivencia escolar, y que ahí mismo se dan a conocer las responsabilidades de cada uno de los actores en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las y los alumnos.

“En los CTE se elaboran los acuerdos de convivencia escolar, y ahí se desprenden todas las obligaciones que tienen los involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las y los estudiantes para que puedan definir qué es lo que se tiene que hacer durante el ciclo escolar”, dijo.