Trump suma nueva acusación de presión diplomática

Una nueva acusación de presión diplomática se suma al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pues trascendió que habría presionado al primer ministro australiano, Scott Morrison, para que ayudara al fiscal general estadounidense, William Barr, a recopilar información sobre la llamada trama rusa.

A una semana que iniciara el proceso de juicio político contra el mandatario estadounidense, por buscar ayuda de Ucrania para investigar a John Biden, su rival político, el diarioThe New York Times informó sobre este nuevo escándalo en que se ve envuelto el magnate.

De acuerdo con el diario neoyorkino a través de una llamada telefónica, Trump presionó a Morrison, para que cooperara en la recopilación de información sobre las agencias de inteligencia estadounidenses: la CIA y el FBI. Pues busca saber quién comenzó a investigar la supuesta trama que señaló había injerencia rusa en las elecciones que lo proclamaron ganador frente a Hillary Clinton.

La conversación con Morrison se habría sido en las últimas semanas, según la publicación del Times, misma que fue presuntamente a petición del propio fiscal para pedir explícitamente la ayuda de Australia en la revisión que el Departamento de Justicia realiza de la investigación de la trama rusa.

Por su parte, el gobierno australiano ha confirmado este martes lo difundido y afirmó que siempre han estado listos «para asistir y cooperar con los esfuerzos para arrojar luz sobre asuntos que están bajo investigación», publicaron medios internacionales.