López Obrador no permitirá en México otro operativo como el de ‘Rápido y Furioso’

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que su administración no permitirá ningún operativo como el llamado ‘Rápido y furioso’ en el que agentes estadounidenses otorgaron armas a los cárteles de la droga mexicanos en 2010.

«Mientras estemos en el Gobierno no se va a permitir ningún operativo como el de Rápido y Furioso porque eso, si recuerdan, fue una violación flagrante a nuestra soberanía, que causó mucho daño, porque se permitió que entraran armas para supuestamente seguir a miembros del crimen organizado y esas armas se perdieron», dijo López Obrador en su conferencia matutina de este miércoles 4 de diciembre.

«Luego se demostró que se usaron para cometer crímenes y fue un rotundo fracaso el plan», añadió.

Mediante la operación ‘Rápido y furioso’ la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EE.UU. dio armas a los cárteles de la droga mexicanos entre 2009 y 2011 para, supuestamente, rastrear el flujo ilícito de armamento sin conocimiento del Gobierno mexicano.

Sin embargo, agentes estadounidenses reconocieron que dicho operativo falló y se perdieron más de 2.000 armas otorgadas a los cárteles, lo cual ocasionó una crisis diplomática entre México y EE.UU.

Existe evidencia de que las armas que «se dejaron caminar», como se llamó a esa táctica, fueron usadas por grupos criminales en México contra la población civil.