“Muy peligroso” que el secretario de Marina vea como enemigo al poder judicial: consideró Human Rights Watch

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) calificó como “muy peligroso” que el secretario de la Marina, José Rafael Ojeda, considere como “enemigo” al Poder Judicial.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, destacó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje:

“El comandante de la Marina de México dice, en una rueda de prensa junto con el Pdte. López Obrador, que sus ‘enemigos’ están en el poder judicial. Todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de derecho en la presidencia de AMLO. Muy peligroso”, escribió.

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) calificó como “muy peligroso” que el secretario de la Marina, José Rafael Ojeda, considere como “enemigo” al Poder Judicial.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, destacó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje:

“El comandante de la Marina de México dice, en una rueda de prensa junto con el Pdte. López Obrador, que sus ‘enemigos’ están en el poder judicial. Todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de derecho en la presidencia de AMLO. Muy peligroso”, escribió.

Por su parte, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación enfatizó que los juzgadores únicamente obedecen a la Constitución.

“Las y los juzgadores federales no son ni enemigos ni amigos de nadie, sino que obedecen únicamente a la Constitución y actúan en defensa de los Derechos Humanos de las personas”, indicó la organización.

Analistas y políticos de oposición se sumaron a la condena de las declaraciones del almirante Ojeda Durán. Algunos criticaron que el jefe del Ejecutivo -quien se encontraba al lado del secretario- no corrigiera o evitara malinterpretaciones.

Previamente, en la misma conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el pasado jueves se reunió con dos de los tres ministros de la Corte que él propuso (Yasmín Esquivel Mossa y Juan Luis González Alcántara Carrancá, quien el pasado 14 de mayo desechó atraer la controversia constitucional sobre el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca).

De acuerdo con López Obrador, la reunión fue porque llevaba dos años sin platicar con los ministros. Justificó que el diálogo era importante porque si bien, están dos poderes independientes, conforman el mismo Estado y debían trabajar en colaboración.