A 100 días de los Juegos Olímpicos, Japón ha vacunado a menos del 1% de su población

Cuando los voluntarios de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 preguntaron a los funcionarios en las últimas semanas cómo estarán protegidos contra el covid-19, dado que los atletas extranjeros que llegan a Japón para el evento y la baja tasa de vacunación del país, la respuesta fue simple.

Se les dará una botella pequeña de desinfectante para manos y dos mascarillas a cada uno.

«No hablan de vacunas, ni siquiera hablan de que nos hagan pruebas», dijo la voluntaria alemana Barbara Holthus, directora del Instituto Alemán de Estudios Japoneses de la Universidad Sophia, en Tokio.

A 100 días para que se inicien los Juegos Olímpicos, que ya fueron pospuestos un año debido a la pandemia del nuevo coronavirus, quedan dudas sobre cómo Tokio puede realizar un evento deportivo masivo y mantener a los voluntarios, atletas, funcionarios y al público japonés a salvo del covid-19.

Esa preocupación se ha visto amplificada por la batalla de Japón con una cuarta ola que se avecina. El país superó los 500.000 casos totales de coronavirus el sábado, y algunas prefecturas están endureciendo nuevamente sus restricciones por covid-19 a medida que aumentan las infecciones diarias. Hideaki Oka, profesor de la Universidad Médica de Saitama, dijo que Japón podría no ser capaz de contener la última ola antes de que comiencen los Juegos, el 23 de julio.