¿Cómo calcular la liquidación? Aquí te decimos cuánto te corresponde

Si desafortunadamente te quedaste sin trabajo debes saber que tienes derecho a recibir una liquidación por parte de tu empleador.

Este monto se calcula con base al Salario Base Integrado (SBI), prestaciones y antigüedad del empleado.

Si te despidieron sin haber cometido una falta o violación a tus obligaciones laborales, tienes derecho de solicitar que tu empleador te liquide por despido injustificado. Algunas situaciones para recibir la liquidación son:

– Cuando el despido no tuvo que ver con el desempeño de tu trabajo.

– Se realizó una reestructura en el área donde te desempeñas.

– Desaparecen el puesto y tareas que realizas.

– Cierra la empresa.
¿EN QUÉ CASOS NO RECIBO LIQUIDACIÓN?

– Son motivo para no recibir tu liquidación: faltar más de tres veces en un periodo de 30 días sin justificación alguna, compartir documentos falsos o incumplir con tus responsabilidades.

– De acuerdo con el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo estas son las razones legales por las que no podrías solicitar tu liquidación:

– Falta de honradez y cometer actos violentos e injurias contra el patrón, compañeros del trabajo, proveedores o clientes de la empresa donde laboras.

– Cometer de manera intencional daños a los materiales, inmobiliario, edificios, maquinarias o materias primas relacionados con el trabajo.

– Comprometer la seguridad del establecimiento y personas que se encuentren en el centro de trabajo por descuido, negligencia o dolo.

– Cometer hostigamiento o acoso sexual contra cualquier persona dentro del lugar de trabajo.

– Revelar secretos o información de carácter reservado con perjuicio de la empresa.

– Negarse a trabajar o tomar las medidas preventivas necesarias para evitar accidentes o enfermedades.

– Acudir a tu centro de trabajo en estado etílico o bajo el influjo de drogas.

¿CÓMO SE CALCULA LA LIQUIDACIÓN?

Esta indemnización se conformada por 3 meses de salario, 20 días de sueldo por cada año trabajado, prima de antigüedad que equivale a 12 días de salario por cada año laborado, pago proporcional de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional.