Concentradores de oxígeno se venden hasta en 69 mil pesos en CdMx

La pandemia de coronavirus ha provocado una demanda de concentradores de oxígeno, lo que ha comenzado a producir una escasez del producto.

“La semana previa a la Navidad vendimos 800 concentradores de oxígeno en tres días y en este momento estamos en cero, no hay, están agotados; las fábricas en Estados Unidos están sin el producto y la entrega de pedidos para México tarda de 3 semanas a tres meses”, alertó un empresario del ramo.

Según él, dichos concentradores de cualquier marca de manufactura estadunidense «no existen ahora, no hay. Se han agotado». Afirmó que hay desabasto y que ante este panorama se están presentando irregularidades. Por ejemplo, donde se llegué a encontrar alguno, su costo se ha incrementado.

Narra que el día de ayer, encontró uno de ellos en una empresa surtidora de oxígeno en 69 mil pesos “a precio de distribuidor: es carísimo”.

Entrevistado vía telefónica y con la condición de no revelar su nombre, alertó de la venta de concentradores de oxígeno de origen chino: emiten más aire que oxígeno. Para este empresario, que sólo distribuye marcas americanas, dichos aparatos de manufactura china “solo matan gente”, afirma.

“Prometen tanques de 9 o 10 litros, cuando la realidad es que sólo dan un litro de oxígeno y todo lo demás es aire, prometen que en un litro va el 90 por ciento de oxígeno, pero después de un litro se van a 27 o 28 por ciento de pureza: es aire con un poquito de oxígeno”.

Según diversos empresarios del ramo consultados, estás anomalías, entre otras, han sido denunciadas ante la Cofepris “pero la realidad es que el gobierno tiene oídos sordos. Efectivamente hay una crisis ahorita importantísima en la falta de abasto del oxígeno”.

Uno de ellos, refiere que el quedarse en casa para los enfermos de covid-19, significa en términos crudos “muérete en casa”. Ello ante el desabasto de oxígeno. “Los enfermos llegan al hospital y no se salvan, pues el oxígeno es sólo una parte del tratamiento”.

Otra anomalía ante el desabasto de oxígeno y de concentradores de oxígeno es la presencia en redes sociales de grupos de estafadores que prometen llevar el producto a las puertas de los domicilios, cobran de antemano y nunca llega nada.

“Es gente que usurpa el mercado y que promete lo que la gente quiere escuchar: ´me van a mandar de inmediato un concentrador de 10 litros a un buen precio´, la gente deposita y la realidad es que no reciben nada”.

Refiere que los empresarios del ramo hicieron la denuncia correspondiente ante “la policía cibernética y se tardaron 15 días en reaccionar para dar de baja las páginas fraudulentas, no actuó a tiempo”.

En el desabasto de oxígeno “el problema es mucho muy grave”, dice uno de ellos.

El año pasado, en plena pandemia, “hubo cuatro incrementos importantes en el precio del oxígeno, hoy cuesta cuatro veces más que antes de la pandemia. Un cilindro que antes se cargaba en 200 pesos, hoy tiene un costo de 800 pesos”.

El mercado del oxígeno en el país está repartido en muy pocas empresas. Pero sólo dos tienen el máximo monopolio: INFRA, con el 50 por ciento, y Praxair con el 49 por ciento. El uno por ciento restante se lo reparten otras pocas empresas.