Anuncia López Obrador depuración de fuerzas armadas

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una depuración en las fuerzas armadas tras la detención de Salvador Cienfuegos, quien fuera secretario de la Defensa Nacional (Sedena) durante la pasada administración, acusado de narcotráfico y lavado de dinero.

“Todos los que resulten involucrados en este otro asunto del general Cienfuegos, que estén actuando en el gobierno, en la Sedena, van a ser suspendidos, retirados y, si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes”, informó el primer mandatario.

El extitular de Sedena durante el gobierno de Enrique Peña Nieto fue detenido, a petición de la DEA en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, bajo los cargos de conspiración criminal, narcotráfico y lavado de dinero.

El presidente López Obrador calificó como “lamentable” que un militar de algo rango estuviera involucrado presuntamente con el crimen organizado, pero dijo que es signo de la “degradación social” que se vivió en los gobiernos pasados.

“Es un hecho muy lamentable el que un exsecretario de la Defensa sea detenido acusado por vínculos con el narcotráfico, desde luego todo esto debe probarse”, refirió.

Informó que el gobierno actual no tiene abierta ninguna carpeta de investigación que involucrara presuntas actividades ilícitas de Salvador Cienfuegos, aunque desde hace 15 días la embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, le alertó que Estados Unidos investigaba al general.

El primer mandatario señaló que, durante el cambio de gobierno, aun cuando Cienfuegos le presentó una terna para que de ahí eligiera al nuevo titular de la Sedena, el actual secretario, Luis Crescencio Sandoval, no estaba entre las propuestas de su predecesor.

“No fue propuesto el general Sandoval por el entonces secretario de la Defensa. Se puede decir que no le correspondía proponer, pero yo le pedí tanto al secretario de Marina como de la Defensa de entonces que me presentaran opciones, que me propusieran ternas, y en ninguno de los casos tomé en consideración esas propuestas”, indicó.

El presidente López Obrador apuntó que él mismo realizó una investigación sobre Sandoval y Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina. “Investigué sobre sus antecedentes, su honorabilidad, y los dos se caracterizan por ser incorruptibles”, subrayó.

El mandatario abundó que el juicio en contra del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, preso también en Estados Unidos y la detención de Cienfuegos “son muestra inequívoca de la descomposición del régimen neoliberal, la peste que tanto daño ha hecho al país”.

Salvador Cienfuegos, de 72 años, es el exfuncionario mexicano de mayor rango arrestado desde la detención en 2019 de García Luna, también acusado de narcotráfico.

“(La detención) surge de una investigación que se lleva a cabo en Estados Unidos. Tiene que ver con el mismo juzgado de Nueva York que lleva los asuntos de Genaro García Luna y que tuvo que ver con los asuntos de (Joaquín) Guzmán Loera”, indicó López Obrador.

LA SEDENA NO SE DEBILITA

El presidente de la República afirmó que las acusaciones de presuntas actividades ilícitas contra el general Salvador Cienfuegos no debilitan a la Secretaría de la Defensa Nacional.

López Obrador dijo estar convencido de que las fuerzas armadas son instituciones fundamentales para México y que este tipo de acontecimientos no las afectan.

“La Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina son fundamentales para el desarrollo de nuestro país. Son pilares del estado mexicano, son tan fuertes que ni estos asuntos tan lamentables como es el involucramiento de un secretario de la Defensa en casos de narcotráfico, las debilitan”, afirmó.

El mandatario pidió no hacer juicios sumarios contra el general detenido en Estados Unidos, y manifestó su confianza y apoyo a sus secretarios de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, y de Marina, Rafael Ojeda.

CONSITUCIONAL TAREA DE MILITARES EN SEGURIDAD

Respecto a la decisión del juez federal Martín Adolfo Santos Pérez de considerar inconstitucional el acuerdo que emitió el gobierno federal para facultar a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, López Obrador informó que su gobierno no viola ningún mandato legal.

“No vamos a incumplir ningún ordenamiento legal, pero sí es como una carrera de obstáculos, ponen un obstáculo, lo brincamos, y ponen otro”, indicó.

El jueves, el juez federal resolvió un amparo promovido por la organización civil México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) en el cual se estipula que la actuación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad debe ser “excepcional, fiscalizada y subordinada al mando civil”.

“El acuerdo reclamado es inconstitucional porque evidencia que la autoridad responsable ha incorporado a las Fuerzas Armadas dentro del sistema ordinario y permanente de seguridad interior en tiempos de paz, en contravención a las condiciones constitucionales de validez que sobre la actuación de las fuerzas armadas en tiempos de paz ha establecido la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, estableció la sentencia del juez.