En riesgo, el Gran Telescopio por fin de fondo; extinción afectaría financiamiento

La supervivencia y viabilidad de el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), que el año pasado contribuyó a obtener la primera imagen de un hoyo negro está en riesgo ante la eventual desaparición del fideicomiso que lo apoya.

“Este proyecto se basa precisamente en el Fondo Institucional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (Fordecyt), un fideicomiso del Conacyt, el cual está planeado para darle continuidad a un proyecto de esta envergadura a lo largo de varios años y, de hecho, el GTM es una colaboración internacional bastante importante con la Universidad de Massachusetts y la forma en que ésta puede contribuir a participar en este gran proyecto es precisamente a través del dinero de su contribución mediante la National Science Foundation, que llega por este tipo de fideicomisos”, explicó Fabián Rosales, investigador del INAOE.

“Entonces la participación de socios extranjeros en el GTM también estaría en entredicho, ya que no existirían las bases legales para poder continuar con este proyecto”, apuntó.

El GTM posee el plato movible más grande del mundo y está ubicado en la cima del Volcán Sierra Negra o Tliltépetl, en Puebla.

Fue diseñado para hacer observaciones astronómicas y explorar procesos físicos que controlan la formación y evolución de sistemas planetarios.