Vivió deliciense Mario de la Peña Sismo del 85 y a 35 años de distancia recuerda la tragedia

El deliciense Doctor Mario de la Peña, entonces estudiante en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) se encontraba en la ciudad de México la mañana del 19 de septiembre de 1985 y le tocó vivir el sismo, ya que en aquel entonces, según cuenta, se acababa de bañar y se alistaba para irse a trabajar, cuando a las 7:19 am empezó a temblar.

Poco más tarde de aquel fatídico día todo era destrucción y muerte, en una fecha que a 35 años de distancia aún permanece muy bien grabada en su mente, pues se iba a graduar del Poli y la graduación tuvo que posponerse, al convertirse su escuela en albergue para los damnificados.

De la Peña dijo que estaba en el Centro frente del IPN, por el Oleoducto y los edificios de cinco pisos salieron volando.

Dijo que eran él y un compañero de especialidad y en El Hospital Español, Horacio Chávez, quien quería renunciar. Mario vivía con una hermana y sobrina en una casa de Tlatelolco.

Recuerda que todos salieron a la calle y los demás habían hecho lo mismo y se fueron hasta un camellón.

Había edificios destruidos, convertidos a escombros, un ambiente desolador, voluntarios que se sumaron a las labores de rescate, y pronto la noticia empezó a circular por las estaciones de radio con programas matutinos y en los canales de televisión.

Recuerda De la Peña que para ese entonces ya se había derrumbado un Sears, un supermercado y la iglesia.

Cuando empezaron a establecerse las condiciones regresaron al departamento y por una línea en la sala salía agua, pero no hubo más problemas ahí.

Del primer edificio que se cayó murieron varias personas. Por esos días se graduarían del IPN, pero se suspendieron todos los preparativos y pospuso la ceremonia, ya que el Politécnico se convirtió en albergue y duró por meses en esa condición hasta que se hizo por fin la ceremonia de graduación.

Todo tipo de sentimientos le vienen a la mente, ya que estuvo también en el ataque a las Torres Gemelas de septiembre 11 y él vivía en un suburbio de Nueva York.