Exigen #JusticiaParaJonathanSantos, estudiante y activista LGBT+

jonathan Santos, de 18 años de edad, fue asesinado el pasado martes en la Colonia Balcones de la Cantera en Zapopan; era estudiante de la Escuela Politécnica Ingeniero “Jorge Matute Remus”, de la UdeG, y activista de la comunidad LGBT.

«Jonathan siempre fue un muchacho muy alegre, siempre fue un muchacho muy liberal, fue muy social, siempre lo veías con una sonrisa en la cara, no había día que estuviera triste, el siempre andaba muy feliz», comentó Anahí, la prima del joven.

Entre los datos preliminares que se tienen está que momentos antes del homicidio estuvo en un convivio con varios jóvenes en un domicilio y que en la madrugada decidió retirarse.

«De las declaraciones que han dado sus compañeros y del evento previo en el Jonathan estaba no hay ningún antecedente de que tuviera una diferencia con alguien del lugar, además de que tampoco hay antecedentes de que Jonathan fuera violento, al contrario era una persona que sabía relacionarse muy bien», dijo el presidente de la Universidad de Guadalajara, Javier Armenta.

Su cuerpo fue encontrado con un disparo en la cabeza entre las calles Piedra Lisa y Brillante.

La Fiscalía de Jalisco informó que el caso es investigado bajo el protocolo de feminicidio y siguen tres líneas de investigación, entre ellas un crimen de odio por su preferencia sexual, pasional y no se descarta el robo.

«Que se cumpla todo lo que están diciendo de que investiguen hasta lo último que puedan pues para que se pueda hacer justicia por Jonathan. No era nada problemático y no se me hace no estuvo nada bien lo que le hicieron, no sé si fue por envidia o fue por homofobia o un robo», exigió Anahí.

Los amigos más cercanos de Jonathan lo recuerdan como una persona alegre, sociable.

«Yo siento mucho coraje y mucha impotencia que todavía existan personas que tengan el corazón tan podrido y hagan ese tipo de acciones con personas que realmente no lo merecen Jonathan era una persona increíble, amigo para todos y sólo pido justicia que se haga responsable la pésima que le hizo daño», dijo Zabrina.

En tanto, otra amiga de Jonathan expresó: «Le hablaba a todo mundo, todo mundo lo conocía, me encantaba lo libre que era como se vestía y como ya dijeron vendía galletas y muchas veces yo lo acompañaba, incluso muchas veces se enojaba conmigo porque no lo acompañaba cuando estábamos juntos se tenía que parar cada dos minutos a saludar a alguien porque literalmente toda la prepa lo conocía».

El sueño de Jonathan era terminar la preparatoria y tomar un curso de belleza , mismo que le fue arrebatado.