Niveles de contagio exigen que Chihuahua se mantenga en Semáforo Naranja

Informa el Gobernador Javier Corral que la pandemia está incontenible en el mundo, en México y por supuesto en el estado, por lo que el nivel de transmisión y la velocidad de contagio solo podrá ser detenida con la solidaridad social, con la disciplina y con la conciencia de responsabilidad de todos

  • “Tenemos que usar el cubrebocas como instrumento fundamental para evitar que nos contagien y evitar contagiar a los demás; el lavado de manos con agua y con jabón varias veces al día, la sanitización de espacios, la distribución en una distancia física considerable”, señala

El gobernador del estado, Javier Corral Jurado, declaró que Chihuahua se mantendrá en semáforo naranja ya que los indicadores epidemiológicos así lo demandan y porque la curva de contagios sigue en ascenso en México, por lo que será hasta la próxima semana cuando se vuelva a revisar la situación en que nos encontremos.

En el programa Chihuahua Adelante No. 41 del Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, el Empleo e Ingreso Familiar, Javier Corral indicó que están muy conscientes de la situación económica, pero también de la preocupación por el ascenso en el nivel de transmisión y el índice de letalidad de la enfermedad y de lo que se trata al final del día, es de salvar el mayor número de vidas posible.

Informó que ayer sostuvieron una reunión con la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y con varios secretarios del Gabinete Federal, particularmente del Sector Salud, para revisar el Sistema de Semaforización que acordaron los gobernadores con el Gobierno Federal y particularmente, los indicadores determinados para ir evaluando el proceso de reapertura de reactivación de las actividades económicas, sociales, culturales, recreativas, deportivas y educativas.

Resaltó que se tuvo un intercambio amplio y franco sobre el estado de la pandemia y en donde por supuesto, se ha expresado en varias ocasiones la preocupación por el nivel de transmisión que tiene la pandemia en el país y el conjunto de desafíos que se tienen por delante en términos de esos indicadores.

“Quiero señalar que para nosotros el indicador más importante, el que tenemos que ir dando seguimiento puntual, es el índice de mortalidad y también, con relación a las pruebas diagnósticas que hacemos, el índice de letalidad, porque al final del día de lo que se trata es de salvar el mayor número de vidas posible”, reiteró el gobernador.

Agregó que es difícil pero necesario, el equilibrio entre salud y economía, pero en donde la salud debe ser el principal valor a proteger y a cuidar.

Por eso Chihuahua permanecerá en el semáforo nacional en el color naranja, porque no están dadas las condiciones; los cuatro indicadores que el Gobierno de la República y los estados determinaron, así como también los seis indicadores adicionales que en la entidad se incorporaron a la semaforización estatal.

Esos indicadores “nos hacen tener precaución para continuar con el proceso de reapertura toda vez que el nivel de transmisión sigue siendo muy alto porque la pandemia está incontenible en el mundo y porque será difícil que nos regresemos a las medidas de restricción y confinamiento que se originaron en los primeros meses de la Jornada Nacional de sana distancia”, indicó el titular del Ejecutivo estatal.

Añadió que se tendrá que reorganizar, que tomar conciencia de la responsabilidad que todos tenemos para que no pase un rebrote en el estado de Chihuahua.

Está incontenible, dijo, pero ese nivel de transmisión, esa velocidad de contagio, sólo puede ser detenida con solidaridad social, con disciplina, con conciencia de responsabilidad de que tenemos que utilizar el cubrebocas como instrumento fundamental, no solamente para evitar que nos contagien, sino para nosotros no contagiar a los demás; el lavado de manos con agua y con jabón varias veces al día, la sanitización de los espacios, la distribución en una distancia física, considerable, entre personas en centros de reunión común: restaurantes, parques, instalaciones deportivas, oficinas públicas y centros de atención.

El gobernador mostró en el programa los indicadores del Observatorio de la Universidad de John’s Hopkins, que ha creado un monitoreo de seguimiento diario de la pandemia en el mundo, en donde se muestra claramente el ascenso diario de la pandemia a nivel internacional.

Mientras que en el caso de Chihuahua, indicó que hay 6 mil 386 casos confirmados al día de hoy y 2 mil 070 personas que se han recuperado, 38 que fueron dadas de alta ayer, pero hemos llegado a 801 defunciones y tenemos todavía mil 523 casos sospechosos.

Explicó que si se proyecta el porcentaje de positividad, de muestras tomadas y procesadas e incorporar fallecimientos no registrados o no dictaminados mediante el proceso de confirmación de estudio de expediente clínico y si se toma la variable de 40%, estamos hablando de casi 700 casos más que se tendrían que sumar a los confirmados y obviamente el número de funciones podría incrementarse.

Estamos, señaló, en el proceso de depuración de la información para que la gente conozca exactamente la dimensión de la epidemia en el estado.

“Ya la epidemia ha iniciado su curvas de ascenso, esto es hasta cierto punto lógico, y por eso mismo tenemos que tener cuidado con la reactivación porque ya el virus se extiende a otros municipios del estado por nuestra dispersión territorial; era lógico que a otros municipios el virus llegará con otra velocidad con más retraso y con menos nivel de transmisión pero ya el resto de los casos confirmados en el estado ya se dan en otros municipios que tienen también concentración urbana”, abundó.

Finalizó indicando que será hasta la próxima semana cuando se dé a conocer la situación del semáforo estatal en Chihuahua.